Messi y el impacto de defraudar a Hacienda

La noticia del día es, sin duda alguna, que la fiscalía acusa a Messi de defraudar cuatro millones a Hacienda. Seguramente hay noticias más importantes, pero difícilmente las habrá más populares.

Ante semejante titular — y más allá de las necesarias cautelas sobre la presunción de inocencia del futbolista — hay dos reacciones que con mucha probabilidad se estarán dando en muchas casas.

  1. La primera, relativa a la cantidad: ¿cuántos son 4 millones de euros? Es decir, sí, sabemos que es mucho dinero, mucho más que la hipoteca que algún día pagaremos y mucho más que todo el dinero que jamás en la vida ganaremos con nuestro sueldo. Pero, ¿qué agujero hace ese dinero en materia de servicios públicos prestados por el Estado?
  2. La segunda, es la relativización moral del daño por provenir de alguien que cae bien, un héroe (del deporte) y no de un (por ejemplo) banquero o de un (por ejemplo) político corrupto.

Sobre la segunda cuestión no querría entrar. Allá cada uno con sus relativizaciones.

Sí creo, no obstante, que vale la pena poner en perspectiva qué significa que se dejen de ingresar 4 millones de euros en el erario público.

Supongo que se va comprendiendo la idea.

Por supuesto, se pueden defraudar 4 millones de golpe o se pueden defraudar de factura sin IVA en factura sin IVA y entre todos. El IVA de la revisión del coche, una mamografía. Suma y sigue.

De probarse el fraude, sería interesante llenar el campo con los 530 estudiantes que se han quedado sin escuela pública, los 685 invidentes sin poder usar el ordenador, las 40.000 mujeres (y sus parejas) viviendo bajo la sospecha del cáncer de mama, los damnificados por los incendios que el helicóptero no apagó, o los heridos que esperaron hasta el último suspiro la UVI móvil que no pudo comprarse. Y que le glosen los piropos que sin rubor se dedican a los héroes.

Ya me disculparán el tono amarillo de este apunte. Pero hay días en que uno no puede más. Porque los hay que tienen las pelotas de oro.

Entrada anterior: Falta de transparencia o falta de fundamento en la toma de decisiones

Entrada siguiente: España no es Kenya

7 Comments a “Messi y el impacto de defraudar a Hacienda” »

  1. Una pregunta: ¿Cuando el Gobierno hace los presupuestos tiene en cuenta el fraude fiscal anual medio?

    Yo no lo sé. Si la respuesta es ‘Sí’, estas comparaciones están completamente justificadas —siempre con la precaución de la presunción de inocencia—; pero si la respuesta es ‘No’, las comparaciones son demagógicas al no tener una vinculación directa con la distribución de la riqueza pública, ya que esa cantidad constaría en los presupuestos y se terminaría pagando, ya sea a través de ayudas europeas, fondos de emergencia, etc. En este sentido, la falta de 4 millones de euros no repercute en menos UVIs, menos escuelas, menos mamografías o menos helicópteros; en todo caso repercute en tener que pagar más impuestos. Es decir, lo que defrauda Messi lo pagamos entre todos, lo cual no deja de ser una pu*.

    Lo veo así y me gustaría saber tu opinión. Al menos si estoy equivocado en hacer dicha apreciación quisiera saberlo.

    Esto sin dejar de lado que si Messi ha cometido el fraude tiene que pagar por ello. Faltaría más.

    Un saludo.

    • Los presupuesto se hacen teniendo en cuenta los ingresos estimados, y supongo que hay una medida de corrección sobre el fraude estimado y que jo se espera recuperar.

      ¿Demagógico? En absoluto. Sin esos cuatro millones se DEJARÁN de presupuestar 33 UVI móviles. Se llama recortes.

      No tenerlos o dejar de tenerlos, a todos los efectos, es lo mismo.

      • Acalro el comentario con un ejemplo.

        Tú tienes que someterte a una operación que cuesta 10.000€.
        Si no los tienes. no te operas.
        Si los tienes y te los roba un caco por la noche, no te operas.

        Al final, se resiente tu salud.

        • Tienes razón. Al final siempre repercute al ciudadano.

          Bueno, puestos a comparar lo que supone la pérdida de 4 millones de euros en el gasto público español, podrías comparar lo que supone la pérdida de 4.000 millones de euros en el gasto público catalán, esos que el Estado español debe a Catalunya por Ley Orgánica —disposición adicional tercera del Estatuto.

          Recordemos que los recortes, además de ser culpa de la ideología de CiU y PP —que dio soporte al PP en el objetivo de déficit del 1,5% el 2012— dependen en gran parte de Madrid: los 16.000 millones de euros de déficit fiscal anuales, los 4.000 millones de euros mencionados que nos deben y los 4.500 millones que se han dejado de invertir en Catalunya pero que estaban presupuestados.

          Es injusto que tengamos que recortar 2.000 millones para ajustarnos al 2% —si llega a ser ese porcentaje— cuando nos deben el doble; más los 5.000 millones que se han recortado ya, ¿qué supone esa deuda?

          Creo que las proporciones son bastante mayores, de 1.000 veces más que afectan a un territorio que sólo representa el 16% del Estado.

          • Yo hablaba de fraude fiscal.

            Lo que tú propones es otro debate muy distinto en el cual me vas a permitir que no entre ;)

          • Sin querer parecer insistente, es el mismo debate si nos referimos a lo que repercute en los impuestos de los ciudadanos. El resultado es el mismo, con la diferencia de que las proporciones son mucho mayores. (En el año 2012 hemos tributado 32.000 millones de euros, Madrid nos devuelve 19.000 millones; a eso le añadimos 3.000 millones que recauda la propia Generalitat. Es injusto que un Estado le deba 4.000 millones a una sociedad que tributa 32 y le devuelven 19).

            Si el [presunto] fraude de Messi es motivo de comparaciones, las deudas [reales] del Estado también lo serán, aún con más motivo. Ambos casos repercuten en los impuestos.

            No quiero debatir sobre la LOFCA ni nada parecido. Pero hay una evidencia de repercusión sobre los ciudadanos, en ambos casos, y de la que creo nadie duda ;-)

  2. Tota la raó. Estaria bé ampliar la xarxa als personatges populars (esportistes, cantants) que s’emboliquen amb la bandera mentre s’emporten els diners a fora.

RSS feed Feed RSS para los comentarios a esta entrada. TrackBack URI

Dejar un comentario

Tu comentario:

Sobre Mí

    Soy Ismael Peña-López.

    Soy profesor de los Estudios de Derecho y de Ciencia Política de la Universitat Oberta de Catalunya, e investigador en el Internet Interdisciplinary Institute y el eLearn Center de la misma. También dirijo el proyecto de Innovación Abierta de la Fundació Jaume Bofill.