Sobre las abusivas dietas de alojamiento de los diputados

Los diputados del Parlamento español de circunscripciones distintas a Madrid perciben unas dietas en concepto de alojamiento de 1.823,86€. De ellos, al menos 70 diputados declaran tener una vivienda en Madrid, lo que ha encendido todo tipo de críticas.

Dichas críticas se han recrudecido al publicarse las nuevas condiciones del Programa PREPARA. El argumento es del estilo “los parados percibirán 450€ para vivir mientras que los diputados perciben 1800€ para viajar ¿es esto justo?”.

Veamos, pues, si esos 1.823,86€ en concepto de alojamiento es abusivo o no lo es.

Pongamos un ejemplo que me resulta cercano: un diputado por Barcelona. Supongamos que (a) su familia no va a trasladarse a vivir a Madrid (entre otras cosas porque la pareja muy probablemente tiene también su propia carrera profesional) y (b) el diputado no quiere perder el contacto con los votantes de su circunscripción. Ello significa que deberá viajar a Madrid para asistir a los plenos y reuniones propios de su cargo y volver a Barcelona. Supongamos que realiza dicho viaje de ida y vuelta una vez por semana, lo que suma un total aproximado de 8 viajes. Entre plenos y reuniones, lo habitual será dormir en Madrid entre 2 y 4 noches por semana (supongamos que la media son 3 noches por semana).

Según los supuestos anteriores, la estructura de los costes de alojamiento que maneja un diputado de Barcelona puede parecerse bastante a la siguiente:

  Precio Cantidad mensual Total mensual
Avión 65€ 8 520€
AVE 120€ 8 960€
Alquiler 700€ 1 700€
Hotel ***
(3 noches)
100€ 12 1.200€
Hotel ***
(4 noches)
100€ 16 1.600€

No obstante, y como bien recuerdan en Qué Hacen Los Diputados:

En referencia a los gastos de desplazamiento, el Congreso los paga aparte, tal y como recoge el régimen económico de los diputados: El Congreso de los Diputados cubre los gastos de transporte en medio público (avión, tren, automóvil o barco) de los Diputados. Se trata de un reembolso de gasto, es decir, no se facilita una cantidad al parlamentario, sino que se le abona directamente el billete a la empresa transportista. Excepción hecha, claro está, del uso del propio automóvil, en cuyo caso y previa justificación, se abona 0,25 € por kilómetro.

Por tanto, en las dietas de alojamiento no debemos incluir las de desplazamiento, que son cubiertas aparte.

Combinemos ahora, pues, la estructura de costes de alojamiento con la estructura de ingresos, tomando dos escenarios: en el primero, el diputado disfruta de las dietas de alojamiento; en el segundo escenario se las hemos quitado. Para el cálculo de los salarios mensuales netos, hemos tomado los 39.394,18€ brutos, hemos dividido por 14 pagas, y hemos utilizado la calculadora de Calcula Tu Sueldo y Cinco Días. El resultado final es una media de unos 2.000€ netos al mes, además de las 2 pagas extra.

  Alquiler Hotel (3 noches) Hotel (4 noches)
Gastos alojamiento 700€ 1.200€ 1.600€
Salario mensual neto con dietas 3.824€ 3.824€ 3.824€
Salario mensual neto sin dietas 2.000€ 2.000€ 2.000€
Neto después de gastos con dietas 3.124€ 2.624€ 2.224€
Neto después de gastos sin dietas 1.300€ 800€ 400€

Como puede verse en las dos últimas filas de la tabla, las dietas suponen un “sobresueldo” en todos los casos, tanto si se opta por el hotel como si se opta por el alquiler, dado que son más que suficientes para pagar los gastos de alojamiento. Por supuesto, la cantidad de dietas no gastadas en alojamiento variará en función del número de noches y del hotel escogido, o bien del precio del alquiler.

No obstante, en el caso de que eliminemos los 1.823,86€ de dietas de alojamiento, el diputado acaba trabajando por un salario de, como mucho, 1.300€ netos al mes, llegando hasta un máximo de 400€ mensuales netos si tiene que quedarse 4 noches en Madrid. Estos últimos no son, precisamente, sueldos competitivos especialmente si se opta por el hotel. Si lo que queremos es que nuestros representantes públicos tengan una cierta preparación y el mercado de trabajo privado no sea una opción mucho mejor que ser diputado, esas (o algún tipo de compensación por el alojamiento) deben mantenerse para no disuadir de optar por la vida política a muchas personas.

Aparte del coste de oportunidad de trabajar en el sector privado, es fácil también que, manteniendo salarios bajos para los diputados haya incentivos a buscarse un sobresueldo fuera, ya sea por medios incompatibles con su puesto o plenamente ilegales, ya vía pluriempleo, ya sea centrándose en sus propios negocios, tres casos que sin duda van en contra del beneficio público.

Vistos los datos, y en mi muy personal opinión, las dietas de alojamiento de los diputados no son abusivas, aunque sí ciertamente generosas. En el caso límite, estas dietas suponen un incremento de facto del sueldo de más de un 50%.

Lo que seguramente hay que revisar, pues, no es la necesidad de las dietas en sí, sino el diseño del sistema de compensación de gastos así como los usos poco éticos del mismo. Si estos datos sirven para un diputado en Barcelona, seguramente no son válidos para un diputado de Guadalajara, Toledo, Ávila o Segovia, que muy probablemente puede ir a dormir a casa, o por contra, serán mayores para, por ejemplo, un diputado de A Coruña que probablemente deberá pasar más noches fuera por disponer de menores opciones de transporte. A ello habría que añadir algún tipo de (no)compensación para quienes ya disponen de una vivienda en Madrid, teniendo en cuenta que esta puede ser una tercera opción ante el hotel o el alquiler, o teniendo en cuenta también que, de no estar ocupada por el inquilino, devengaría unas rentas de alquiler para este que, por causa de su cargo, dejaría de percibir.

Y si lo que se quiere es tener a políticos mejor pagados, no debería hacerse a través de las dietas (una opción poco transparente y que que, entre otras cosas, no son contributivas) sino, directamente, a través del sueldo.

Entrada anterior: Votar con un clic: del slacktivism al nuevo Tiebout

Entrada siguiente: Las tres independencias (y media) de Catalunya

2 Comments a “Sobre las abusivas dietas de alojamiento de los diputados” »

  1. Hay dos diferencias entre los Diputados y el resto de los mortales, todos los funcionarios cobramos por poner nuestro coche y nuestra gasolina a disposición de la administración a 0,19 €/ Km. ¿Por que un Diputado cobra a 0,25? sus coches como son buenas marcas ¿gastan más? y segunda yo pago IRPF por todo mi sueldo, las dietas hasta cierta cantidad no tributan, por lo que solo le retendran de un porcentaje de lo percibido.

  2. Podría estar de acuerdo si el cargo de diputado fuera extremadamente temporal y no mereciera la pena la mudanza a Madrid. Sin embargo, muchos de ellos llevan décadas como diputados, lo que hace que una dieta no tenga sentido. Si me dan un trabajo fuera, me mudo. Esa es la movilidad que luego se exige a los trabajadores.

    Por otro lado, supongamos que tienes razón y que esas dietas son razonables. Entonces, según tus números, los 400€ del subsidio no llegan ni para 20 días de alquiler. ¿Es eso razonable?

RSS feed Feed RSS para los comentarios a esta entrada. TrackBack URI

Dejar un comentario

Tu comentario:

Sobre Mí

    Soy Ismael Peña-López.

    Soy profesor de los Estudios de Derecho y de Ciencia Política de la Universitat Oberta de Catalunya, e investigador en el Internet Interdisciplinary Institute y el eLearn Center de la misma. También dirijo el proyecto de Innovación Abierta de la Fundació Jaume Bofill.