EduCAT 2.0 o cómo dar dos pasos atrás

La consellera d’educació Irene Rigau acaba de anunciar el plan EduCAT 2.0 que vendrá a substituir el EduCAT 1×1. A grandes rasgos — y con la poca información disponible por ahora — el nuevo plan revierte la tendencia de centrarse en el aprendizaje para volver a un modelo centrado en la enseñanza.

Cuando se anunció el parón del EduCAT 1×1 me mostré cauteloso: sin saber todavía si era un paso hacia atrás para deshacer lo andado o uno en diagonal para cambiar de modelo pero seguir avanzando, en mi opinión había motivos suficientes para replantearse un proyecto de modernización de la educación que asignaba los escasos recursos a las máquinas y no a los docentes. Mientras lo deseable sería poder hacer ambas cosas, ante los recortes del Departament d’Ensenyament, yo proponía abandonar la inversión en infraestructuras para concentrarse en la transformación (radical) de la metodología.

Ante las últimas declaraciones de Irene Rigau, no puedo sino oponerme, y de forma vehemente, a lo que se plantea. Simplificando, había dos motivos por los cuales se cerraba el EduCAT 1×1: falta de recursos y necesidad de cambiar el modelo. Con el nuevo anuncio, parece que los recursos que se destinarán son aproximadamente los mismos, con lo que solamente queda el cambio de modelo. ¿Cuál es ese modelo?

Con el nuevo EduCAT 2.0 los ordenadores se quedan (físicamente) en la escuela y se refuerza la enseñanza con pizarra digital. 3 críticas al respecto:

La gran carencia del EduCAT 1×1 era la escasa dotación de recursos en el terreno de la formación de formadores y, sobre todo, a repensar el modelo educativo. Los ordenadores e Internet, mucho más allá de facilitar la realización de tareas o de encontrar información son, en realidad, herramientas que revolucionan el sistema educativo, el método de aprendizaje. Esta es la palabra clave: aprendizaje. Si el EduCAT 1×1 se podía criticar por apostar muy tímidamente por el aprendizaje, el EduCAT 2.0 supone una regresión por apostar de nuevo por la enseñanza. Las pizarras digitales o los ordenadores en las aulas son tranformadoras solamente en manos de innovadores; si no, no hacen sino perpetuar lo caduco pero a mayor coste. Y la innovación no puede dejarse en manos de la buena voluntad, hay que tener una estrategia y dotar recursos para poder llevarla a cabo. El EduCAT 2.0 parece tener un enorme vacío al respecto.

Relacionado con lo anterior, pero desde el punto de vista del que aprende, los ordenadores e Internet no son formas de tomar mejores apuntes o hacer los trabajos en un procesador y mandarlos por correo electrónico. Son herramientas transformadoras porque, en casa, rompen la barrera entre la educación formal y la no formal, echan abajo las paredes de la clase, acaban con la idea de que el conocimiento solamente se encuentra en la escuela o en la cabeza del profesor, crean redes de aprendizaje entre estudiantes, ponen al alcance de un clic todo el saber de la Humanidad. Si el ordenador se queda en la escuela, el agravio comparativo entre quien tiene ordenador en casa y quien no es abismal. Si no hubiese recursos diríamos que ya hay bibliotecas y telecentros donde los niños pueden ir a estudiar, y que no hace falta tener ordenador con Internet en casa. Pero si el Departament se va a gastar el mismo dinero, se me hace impensable que sea en el sentido de crear más y mayores desigualdades.

Por último, y relacionado con la brecha digital. Para muchas familias, el portátil en casa no es solamente el ordenador del niño, sino el ordenador de la familia. Esto quiere decir (y se ha estudiado) que tiene un impacto positivo en la alfabetización digital del resto de miembros (padres y, sobre todo, hermanos menores) así como en el incremento del uso para fines no educativos. Dicho de otro modo: el portátil en casa no solamente cierra la brecha digital de primer orden (el acceso físico a las infraestructuras) sino también la de segundo orden (competencia digital y uso). E insistimos en este punto con la cuestión anterior: si no hay recursos, entonces bibliotecas y telecentros. Pero si los hay (y los hay porque se van a comprar equipos), que el ordenador se quede en la escuela es hacer que ese ordenador rinda varios órdenes de magnitud por debajo de lo que podría, tanto económica como, ante todo, socialmente.

A mi modo de ver, con el EduCAT 2.0 se dan dos pasos atrás: económicamente, se pasa a un modelo cuya eficiencia es mucho menor que el anterior, ya que los mismos recursos van a rendir significativamente menos (desaprovechamiento de las inversiones, incremento de la desigualdad económica de las familias); socialmente, se pasa a un modelo cuya eficacia está más que cuestionada en el ámbito educativo como en el social (agotamiento del modelo de enseñanza, desaprovechamiento del poder capacitador de la tecnología).

Para saber más

Martínez, A. L., Díaz, D. & Alonso, S. (2009). Primer informe nacional de monitoreo y evaluación de impacto social del Plan Ceibal, 2009. Montevideo: Área de Monitoreo y Evaluación de Impacto Social del Plan Ceibal.

Cobo Romaní, C. & Moravec, J. W. (2011). Aprendizaje Invisible. Hacia una nueva ecología de la educación. Barcelona: Laboratori de mitjans interactius. Publicacions i edicions de la Universitat de Barcelona.

Peña-López, I. (Coord.) (2010). “Framing the Digital Divide in Higher Education”. En Revista de Universidad y Sociedad del Conocimiento (RUSC), Monograph: Framing the Digital Divide in Higher Education, 7 (1). Monograph. Barcelona: UOC.

De este último monográfico, recomiendo especialmente:

Para pasar un rato

Otras entradas sobre el tema:

Y una charla reciente sobre la transición de la educación hacia el aprendizaje: De la enseñanza de las instituciones al aprendizaje de las personas.

Entrada anterior: Abandonar las plazas, tomar las ágoras

Entrada siguiente: Quiénes y cuántos son los indignados: delimitando la protesta

20 Comments a “EduCAT 2.0 o cómo dar dos pasos atrás” »

  1. OFF TOPIC: No sé por qué motivo el botón de compartir por Twitter no funciona bien: me lleva a mi TL en lugar de a la ventanita con el link a compartir… (Firefox 4 sobre XP).

    Y ah, que sí,que estoy de acuerdo.

  2. Hola Ismael,

    Estoy, en general de acuerdo con lo que expones, aunque creo que el problema esencial radica en el tipo de uso de los ordenadores que se propone en la escuela. Tal como tu mismo dices, la pregunta clave es: ¿Donde está el modelo educativo? Y por extensión: ¿Dónde están los recursos necesarios para apoyar ese modelo? Lo preocupante para mi es que la política educativa no se plantea la cuestión en estos términos desde hace años.

    Que las familias puedan decidir si pagan o no 150 Euros (cosa que tenían que hacer sí o sí hasta ahora para que sus hijos pudieran participar del 1×1 en igualdad de condiciones) cuando además tendrán que asumir el coste de los libros de texto, no me parece el peor de los males. Y no creo que sea justo, cargar en la escuela, también, la responsabilidad de combatir la brecha digital en el ámbito familiar. En todo caso, la escuela puede contribuir a ello, pero su responsabilidad es otra y esa otra es la que debería poder cumplir en las mejores condiciones.

    Por otra parte, creo que hay modelos que pueden acompañar el cambio pedagógico que no pasan necesariamente por el 1×1. Que cada grupo-clase disponga de 10 portátiles, propiedad del centro, para que los niños trabajen en proyectos de forma colaborativa con ellos, me parece mucho más interesante a que tengan un portátil personal con el que acceder a pdfs y realizar ejercicios de aplicación de los contenidos de forma individual. Como tu mismo decías en una entrada anterior, eso no ayuda al desarrollo de la competencia digital tal como hoy debe plantearse, y añado yo, ni mucho menos al desarrollo de otras competencias esenciales.

    Por supuesto, idealmente se proporcionaría un portátil a cada niño sin ningún coste para las familias, se garantizaría un soporte técnico adecuado de los mismos que liberara a los coordinadores de informática para que pudieran dedicarse a dinamizar el uso de la tecnología en sus centros, se asegurarían infraestructuras de conexión adecuadas, se dotaría a los centros con el personal docente suficiente para trabajar con grupos reducidos y atender de forma adecuada a las necesidades educativas especiales, se proporcionaría una formación contextualizada a los docentes para el uso de la tecnología en metodologías de aprendizaje activo, etc. etc. pero lamentablemente estamos muy muy lejos todavía de este tipo de escenario.

    Entre el todo y el nada hay soluciones intermedias razonables y viables, lo triste es que queriendo llegar al todo (o aparentarlo al menos), nos quedemos en nada de nada…

  3. No estoy de acuerdo en que el coste haya de ser el mismo. Por lo demás, totalmente de acuerdo.

    De todas formas, hay una frase que me ha gustado especialmente:

    “Las pizarras digitales o los ordenadores en las aulas son tranformadoras solamente en manos de innovadores; si no, no hacen sino perpetuar lo caduco pero a mayor coste.”

    El gran problema es que en ningún momento se ha trabajado en serio para solucionar eso. Y, posiblemente, es lo que más recursos necesitaría.

  4. Hola Ismael, recorda que la primera decisió educativa de la conselleria va ser canviar el nom i dir-se “d’ensenyament” (que no és el mateix d’educació”!). Tan sols et volia dir que estic molt d’acord amb tot plegat, i que caldria fomentar la lectura de Pardo & Moravec per què la gent obrís la mirada a el món que tenim i que s’acosta. Dit això: fa un parell de dies la consellera ens va alliçonar a la UVic sobre els dèficits del nostre sistema educatiu. Entre moltes coses encertades, també ens va dir: “(es queixava) els pares a la sortida de l’escola demanen “t’ho has passat be?” Enlloc de “has treballat? Has après?”, “si el dia que toca llengua ho canviem per celebrar el dia del medi ambient el nen pensa que el que havia de fer no era important”, “la qualitat del sistema la determina la qualitat del professor”, “La cultura de l’oci ha envaït espais propis de la cultura del treball” i algunes perles més que pots seguir a @estersarquella. Des de la meva posició de director de departament de la facultat d’educació em consta que la consellera vol augmentar la formació sobre els continguts, enlloc de didàctics, fent que el mestre s’acosti més al tipus-profe-secundària (cosa que ja estem observant alguns dels dèficits que això suposa…). Tot això ve a compte de la lectura del post, de la conferència de la consellera de fa un parell de dies a la UVic i que m’ha semblat bo que hi aportés la meva a aquest debat. :-) A reveure!

  5. Iolanda, Carlos,

    Una condición básica en la que apoyo mi argumento es que, al parecer, el coste del EduCAT 2.0 será igual o muy similar que el EduCAT 1×1. En este sentido, no es que “el coste haya de ser el mismo”, sino que, por lo visto, sí lo será. Por otra parte, ante dos modelos para mí insatisfactorios por igual (simplificando, ambos son tecnológicos y no educativos), al menos el anterior luchaba contra la brecha digital, que no digo que sea el papel de la escuela, pero es que al menos hacía eso.

    Estamos, creo, de acuerdo en que no tenemos estrategia educativa de futuro presente, no? :(

    Gil, no dubtis en tornar a aportar al debat (que sembla que mig t’excusis!! :))

    Per cert, Pardo & Moravec?

  6. Je, je, je. Aquests tems m’arriben trasversalment i no tinc una opinió prou rigorosa per debatre en profunditat. Més aviat aprenc llegint-vos.
    Ooops, volia dir Cobo&Moravec (aprendizaje invisible) tot i que Pardo també está per allà… oi?

  7. El cambio metodológico, que es a mi entender lo que verdaderamente importa, no tiene que venir de “arriba”.
    El profe que quiere aprender y adaptarse a los cambios lo hace, y punto.
    Ya basta de esperar que nos lo solucionen desde arriba, no hay tiempo. Los profes tienen que aprender a aprender ya. Pero el ser funcionario ha atraído a un perfil de gente que no es lo más propicia a adaptarse a los cambios.
    Para cuando un cambio en el acceso a la docencia? Es urgente. Lo otro son parches. Cuanto más se espere más se hipoteca el futuro con gente inadecuada dentro del sistema que no te la vas a poder quitar de encima.

  8. Benvolguts,
    El canvi metodològic no té gairebé res a veure amb els ordinadors i Internet, francament. Perdoneu, però el dilema està força desenfocat: no és aprenentatge/tecnologia és escola/societat. I l’aprenentatge també és un altre tema mal encarat: té a veure amb el cervell. Ni amb les TIC, ni amb les metodologies. En fi, no és el lloc ni l’espai per a debatre aquestes idees de fons.

    El plantejaments del Projecte eduCAT1x1 “eren” aquests: http://presentacio.educat1x1.cat/ Tampoc cal pensar en cap “miracle”, per favor.
    Per cert, el Projecte 2.0 costa el mateix a l’estat i sembla que estalvia 150 euros a les famílies que es queden sense ordinador. Però, en realitat, és destinen, segons la “nova” visió, a comprar llibres de text en paper. En resum la despesa és la mateixa, però el resultat, com bé explica Ismael, és molt menys eficient i eficaç i, per tant, el cost real és molt més alt!

    Té raó el boss: el tema de la competència professional dels docents clama al cel des de tots els punts de vista: reclutament, formació inicial, formació permanent, etc. Tots els bons sistemes educatius tenen grans docents, no espereu que cap opció TIC els faci millors o pitjors. És un altre gran tema, també.

    En resum, els projectes TIC estan sobrevalorats a tot el món. Internet i les TIC han de ser a l’escola com l’electricitat o l’aigua. Simplement per no quedar exclosos, com diu Castells. Per favor, fem-ho ben aviat i amb qualitat, a veure si podem, d’una vegada, centrar-nos en canviar l’escola, que és el que cal, al meu entendre.

    Gràcies, per la teva postura, Ismael. No són moments fàcils pel nostre equip.

    Cordialment,

    Boris

  9. boss,

    Sí, la actitud debe venir de uno mismo, pero los medios, y especialmete si no són de uno o uno no los puede administrar libremente, deben venir de arriba.

    O, dicho de otro modo, yo creo que la actitud es condición necesaria (estrictamente necesaria) pero no suficiente, como a veces parece que se nos quiera dar a entender.

  10. Muchas opiniones i poca aula hay por estos pagos.
    El nuevo enfoque, el eduCAT2.0, supondrá un cambio importante en las aulas y por consiguiente para los enseñantes. Las PDIs supondran un paso muy importante, mucho más que los ordenadores personales de los alumnos.
    Por cierto, los buenos maestros innovadores lo harán con o sin pizarras, pero a los no tan innovadores les ayudaran y mucho.
    Cuándo se habla de formación inicial siempre me queda la duda, cuantas PDIs hay en la facultades de magisterio a disposición de los alumnos?
    Cuántos profesores universitarios las utilizan para enseñar a sus alumnos de magisterio?
    Cuánto tiempo hace que los docentres de las facultades, de magisterio, no se dan una vuelta por las escuelas, y no digamos por los institutos?
    Todo lo que leo me parece muy teórico, pero muy poco contrastado.

  11. Martin,

    Las PDI ya estaban en el EduCAT1x1.

    Y comparto tu observación sobre quiénes forman a los formadores y cómo. Pero, por una parte, eso no hace mejor al EduCAT 2.0; por otra parte, no hace sino reforzar mi crítica: ¿no sería mejor invertir en más y mejor formación de formadores, incluyendo la actualización de las facultades?

    En el fondo, y como con cualquier crítica a una política pública, lo que se discute no es tanto el diseño (que también) sino el coste de oportunidad: cuando hay recursos para hacer todo, ya está bien hacer todo. Pero cuando no hay recursos mas que para unas cosas, hay que priorizar, y ¿está priorizando el Departament d’Ensenyament de acuerdo a las necesidades y los recursos? ¿es realmente lo primero de la lista la PDI en detrimento de otros proyectos?

  12. Sí, es lo primero.
    Las PDI estaban en el eduCAT1x1, en todas las aulas de todos los institutos que lo aplicaban?
    Estaban en las aulas del ciclo superior de primaria?
    No, solo había ordenadores i más ordenadores, ahora se racionaliza y mucho.
    Los profesors de las facultades no tendrian que esperar el 1×1, tendrian ue ir por delante, sino, no sirven.
    Yo creo que ahora el Departament si ha priorizado adecuadament, su inversión provocarà muchos más cambios en la docencia que el obsoleto 1×1.
    Las PDI son la primera necesidad de las aulas. La segunda la formación del profesorado. La formación es inútil si el maestro, profesor, no puede aplicar en su aula los conocimientos técnicos que adquier, los pedagógicos y didácticos… se le suponen, que para eso son buenos profesionales.
    Estas afirmaciones las hago después de observar durante todo un curso la implantació de PDIs a todas las aulas de primaria de mi escuela. No son elucubraciones, son realidades.

  13. Certament dels meus 26 anys de docència, només 19 són a la secundària, en centres públics. Em queda tan per aprendre que al setembre torno a les meves classes. Les desqualificacions a les persones potser estan de més. Aquí es debaten els arguments i s’exposen les dades.

    TOTES les aules de secundària dels centres eduCAT1x1 públics dels grups-classe s’han dotat de PDI. Encara que només UN docent del grup-classe participes en el projecte.
    Crec que en els grups classe del pilotatge de primària també, però no tinc dades de primera mà.

    Sobre la valoració del Projecte, no em correspon a mi fer-la, però les PDI no tenen, ni de bon tros, l’impacte formatiu i social que té un ordinador com a eina personal de treball i de comunicació per a cada alumne.

    De totes maneres, la PDI és una bona porta d’entrada com s’ha demostrat en el teu centre. Cosa que m’alegra molt!

    Cordialment,

    Boris

  14. Martin,

    Es evidente que discrepamos.

    Yo creo que lo primero es el ordenador en casa. Para poder pasar de un modelo de enseñanza a uno de aprendizaje, lo primero es que el estudiante pueda ser independiente en el acceso al conocimiento.

    Para ello, y segundo punto, es importante que el profesor pueda acompañarlo en esa empresa. Para ello debe estar formado. Sin detrimento, como ya he dicho, del compromiso y actitud de cada cual, si yo tuviese que invertir lo haría en formación (y, como tú dices, formando también a quienes forman a los formadores, claro que sí).

    Yo creo que las PDI son interesantes, pero no prioritarias cuando no hay recursos para todo. De hecho, prefiero un profesor formado sin PDI donde aplicar sus conocimientos (ya encontrará otras formas, especialmente diseñando actividades para casa) que no tecnología que quedará inutilizada y obsoleta por falta de formación.

  15. Hola Ismael
    La discrepancia es muy buena y formativa.
    Los alumnos de primaria, es evidente que soy de primaria, dificilmente seran independientes si no los formamos nosotros, tenemos que enseñarles a acceder a los conicmientos, i las PDI son un recurso fenomenal por su veratilidad. Una imagen mas que…………..
    Recursos, en este caso 42 millores, hay para muchas cosa, pero tienen que racionalizarse, optimizarse, y las buenas conexiones de red y las PDI son prioritarias.
    De hecho yo prefiero un profesor formado con una PDI que pueda aplicar sus conocimientos, que sea capaz diseñar nuevas actividades para compartirlas y ponerlas al alcance de todo profesorado.

    Boris, est Boris Mir?

  16. Molt interessant el debat!!!!

    El meu dubte respecte el 1×1, a més de l’impacte econòmic a les families, és/era: en un context (que ens agradi o no, crec que és la realitat) de professors poc formats (i molts d’ells poc motivats pel canvi) i aules grans, fins a quin punt és contraproduent que cada nen estigui a classe amb el portàtil? ho dic per les possibilitats de distreures, sobretot.

    sé que són arguments que ens situen en la mediocritat (el “context” que comento), però si és la realitat que no estem canviant, és sobre la que hem de plantejar els projectes.

    què prioritzaria jo? els formadors (mestres), començant pels catedràtics de pedagogia (dic això per les “històries” que m’han explicat amics/gues que han estudiat pedagogia).

  17. Guillem,

    Coincideixo amb els dubtes i la proposta. Em consta d’entorns on el portàtil no ha distret a classe… sempre que la classe fos totalmemt renovada i dissenyada pensant el el portàtil com eina de treball i no com a eina per a prendre apunts “a màquina”. I en això tornem al tema de la formació.

    Jo preferiria portàtils a casa i formació de formadors, i que siguin aquests últims els que necessitin que un dia els estudiant portin els ordinadors a classe.

RSS feed Feed RSS para los comentarios a esta entrada. TrackBack URI

Dejar un comentario

Tu comentario:

Sobre Mí

    Soy Ismael Peña-López.

    Soy profesor de los Estudios de Derecho y de Ciencia Política de la Universitat Oberta de Catalunya, e investigador en el Internet Interdisciplinary Institute y el eLearn Center de la misma. También dirijo el proyecto de Innovación Abierta de la Fundació Jaume Bofill.