ICTlogy Lifestream http://ictlogy.net/lifestream/feed en-us http://blogs.law.harvard.edu/tech/rss Sweetcron ictlogist@ictlogy.net Digital tools for researchers | Connected Researchers http://ictlogy.net/lifestream/items/view/16427 Sun, 22 Feb 2015 08:58:00 -0800 http://connectedresearchers.com/online-tools-for-researchers/ El engorro de los nuevos partidos http://ictlogy.net/lifestream/items/view/16426 A Fake? (Some days in Rome…). Vía Giampaolo Macorig La aparición de nuevos partidos políticos suele recibirse de forma muy diferente por parte de políticos y politólogos — solo por eso vale la pena distinguir unos de otros: no pueden ser más diferentes. Los politólogos suelen recibir con brazos abiertos y excitación la creación de nuevos partidos políticos, como los meteorólogos esperan la inestabilidad, las bajas presiones y, a ser posible, un tifón (aunque sea pequeño). Los políticos, por el contrario, suelen ser recelosos de la potencial competencia que entra en el siempre estrecho mercado electoral, y más si los perciben como sustitutos de su propia oferta. Los ciudadanos y los medios… depende. Depende, sobre todo, de cuán alineados estén con unos políticos o unos partidos determinados, o cuán desencantados estén (los primeros) y las ganas de hacer dinero (los segundos) que tengan. Cuanto más alineados, más recelos. Cuanto más perdidos estén electoralmente hablando o más necesitados de audiencia, más optimistas. Politólogos, ciudadanos desencantados o medios necesitados de titulares suelen lanzarse animosamente a seguir los pasos de los recién llegados y, en algunos casos, a alabar su nuevo o renovado o desempolvado discurso. Los partidos y militantes y simpatizantes, en cambio, suelen lanzarse a la yugular del recién llegado, buscarle los trapos sucios, desacreditarlo o minimizar su importancia o la novedad. Hay un ejercicio que, por norma general, queda fuera del revuelo que genera la aparición de un nuevo partido, formación o movimiento político: conocer el porqué de las cosas. ¿Por qué ha aparecido el nuevo partido? ¿Por qué ahora? ¿Por qué estas personas y por qué con este apoyo? ¿Por qué este discurso? ¿Por qué ha tenido buena acogida en un determinado sector de la población? ¿Por qué — más importante quizás todavía — es verosímil lo que dice? ¿O por qué es verosímil que lo que dice sea nuevo (lo sea o no)? Sí, es cierto, de vez en cuando encontramos alguien que osa apuntar al porqué de las cosas: porque había desencanto, porque había un nicho en el mercado electoral para cubrir, porque hay mucho paro y uno se agarra a un clavo ardiendo… Ya… Pero… ¿Por qué? ¿Por qué este desencanto? ¿Por qué había un nicho de mercado que nadie cubría? ¿Por qué nadie lo cubría? ¿Por qué había la percepción de que nadie hacía nada por los parados o los desahuciados? O, directamente, ¿por qué nadie hacía nada por los parados o los desahuciados? Desgraciadamente, lo más habitual es ver cómo todos los esfuerzos se centran en dirigir la sintomatología. En este caso, la naturaleza, composición, intenciones, programa y “autenticidad” del nuevo partido. Y muy, muy pocos esfuerzos en el análisis de las causas. Es comprensible este comportamiento. Pero es muy poco eficaz. La aparición de un nuevo partido, más allá de las ambiciones personales — que suelen canalizarse a través de las instituciones y organizaciones existentes — suele ser indicio de que las cosas han cambiado. Que suficientes cosas han cambiado como para romperse el equilibrio existente. O, si se quiere, que muchas cosas deberían cambiar y el equilibrio existente las está ignorando completamente. La aparición de un nuevo partido debería ser una llamada de atención para revisar la propia actuación, el propio programa, las propias ideas, las “realidades” que fundamentan las propias ideas. Y no en relación a la nueva formación, sino en relación a uno mismo y en relación a la ciudadanía a la que se dice que se dirige. Es cierto que, a menudo, la aparición de una nueva iniciativa política responde a cuestiones internas de una organización existente. Pero la prueba del nueve de cuán internas son es el apoyo externo que esta formación recibe. Cargar contra el Front National francés por racista y xenófobo, o contra Syriza por populista y antisistema (por poner dos ejemplos “lejanos”) es como cargar contra Isaac Newton porque las cosas caen al suelo. Esto no quiere decir que no tengamos que intentar encontrar la verdad y la viabilidad de los nuevos discursos. Pero limitarse a una cuestión desgaste del oponente en clave de reparto de cuotas de poder es, este sí, motivo suficiente por el que aparecen, hoy en día, nuevas formaciones políticas. Entrada originalmente publicada el 6 de febrero de 2015, bajo el título L’enuig pels nous partits en la Revista Treball. Todos los artículos publicados en esa revista pueden consultarse allí en catalán o aquí en castellano. Esta entrada publicada originalmente en SociedadRed como El engorro de los nuevos partidosLa entrada El engorro de los nuevos partidos aparece primero en SociedadRed.

]]>
Sat, 21 Feb 2015 02:56:00 -0800 http://ictlogy.net/sociedadred/20150221-el-engorro-de-los-nuevos-partidos/
Github for Writers - Made By Loren http://ictlogy.net/lifestream/items/view/16424 Fri, 20 Feb 2015 04:38:00 -0800 http://www.madebyloren.com/github-for-writers Impact of Social Sciences – GitHub for Academics: the open-source way to host, create and curate knowledge http://ictlogy.net/lifestream/items/view/16425 Fri, 20 Feb 2015 04:37:00 -0800 http://blogs.lse.ac.uk/impactofsocialsciences/2013/06/04/github-for-academics/ Kimbra & The Art of Live Looping | Solo Wandergirl http://ictlogy.net/lifestream/items/view/16423 Mon, 02 Feb 2015 01:24:00 -0800 http://solowandergirl.com/kimbra-the-art-of-live-looping/ El tercer eje del proceso soberanista: la radicalidad democrática http://ictlogy.net/lifestream/items/view/16422 Habitualmente se ha dicho que en Cataluña hay dos ejes políticos que marcan la toma de decisiones del votante catalán. Por un lado, el tradicional eje izquierda-derecha, o eje social; y por otro, el llamado eje nacional, es decir, aquel lo largo del cual uno se identifica como sólo español o sólo catalán, pasando por el término medio “tan catalán como español”. Estos dos ejes, se ha dicho, configuran la complejidad de la política catalana, y es en función de la combinatoria de uno u otro eje que situamos los votantes y los partidos políticos. La aparición de Podemos en el terreno político estatal fue recibido por algunos sectores del independentismo como una buena noticia: por un lado, sería fuego purificador que haría limpieza en las filas del bipartidismo hegemónico, debilitándolo tanto en términos absolutos como, especialmente, en términos relativos el equilibrio de fuerzas que conforman el proceso independendista; por otra parte, no podría encenderse en la pólvora mojada que el eje nacional ha empapado a lo largo y ancho de Catalunya. El singular escenario político catalán está tan apretado que ya no había lugar para más jugadores. Pero, por lo visto, sí lo hay. Lo que muestran los últimos barómetros políticos es que la intención de voto a favor de Podemos en Catalunya está muy lejos de ser minoritaria y marginal. Y que, además, podría estar teniendo un efecto de refuerzo del federalismo a costa del independentismo — aunque el último barómetro del Centro de Estudios de Opinión ya ha sido criticado por algunos analistas que apuntan el cambio de muestra de la encuesta como principal causa del cambio de tendencia. Podemos ha centrado su primer año de andadura en afirmar que no es ni de izquierdas ni de derechas; es decir, desmarcándose del eje social. En Catalunya ha intentado seguir la misma estrategia, ahora desmarcándose del eje nacional: derecho a decidir, sí, pero independencia, ahora no es el momento, quizás más adelante. Lo que ahora toca, pues, es un tercer eje: la regeneración. El eje democrático Políticos, medios y académicos han estado trabajando, con mejores y (sobre todo) con peores formas de desenmascarar lo que tildaban de engaño: Podemos es de izquierdas, Podemos es de centro-derecha, Podemos es liberal, Podemos es unionista, Podemos es españolista, Podemos es federalista. Podemos es la Sekhmet egipcia, iracunda y vengativa, que quiere hacerse pasar por Bastet, armoniosa protectora del hogar. Pero Podemos será lo que el ciudadano le otorgue ser, especialmente mientras su identidad esté en formación y, por tanto, sea susceptible de ser maleable, mientras beba de sus círculos, mientras tenga un pie en la calle. Y lo que ahora la calle dice es que hace falta un revulsivo: según el CIS, en el último año la combinación de indecisos, intención de votar en blanco o no votar ha caído cerca de 15 puntos. En el mismo periodo, Podemos ha ganado cerca de 18 puntos en intención de voto (partiendo de cero). “Da igual”, pues, lo que Podemos sea en el fondo: es lo que el ciudadano ve en Podemos lo que le hace moverse del sofá o cambiar la papeleta que querrá depositar en la urna. Y el proceso independentista, ¿qué debe hacer? El proceso independentista, por ahora, ha jugado sólo en dos ejes. Por un lado, ha pulsado a fondo el acelerador en el eje nacional o identitario, a menudo ayudado por torpes políticas del Gobierno central y los partidos de carácter estatal que han atizado el fuego en lugar de apagarlo. Por otro, ha sabido sacar partido de la crisis para poner en valor la independencia de Catalunya en el eje social: balanzas fiscales, desequilibrios de inversiones, balanzas de pagos o agravios en el acceso al endeudamiento han podido situar el papel de la independencia dentro del debate económico, en el mantenimiento del Estado del Bienestar, en el acceso directo a las políticas de la Unión Europea. El proceso independentista, sin embargo, ha desterrado (en general) la regeneración democrática. O ha pasado de puntillas por encima del tema. Cuestiones como el creciente debate sobre la democracia deliberativa o la democracia directa, sobre la participación, sobre la corrupción, sobre la transparencia han quedado en meras anécdotas — con honradísima aunque, creo, pequeñísimas excepciones. Tres muestras fundamentales en manos de un Parlamento que, sobre el papel, ha trabajado a favor de la indepencencia: una Ley de transparencia, acceso a la información pública y buen gobierno que es sólo buena cuando se la compara con su hermana española (con quién, por cierto, comparte nombre: mal augurio), pero muy lejos de lo que sería el óptimo; una Ley de consultas populares no referendarias y de otras formas de participación ciudadana, creada ad hoc para lo que resultó ser una no-consulta, y que deja la participación bajo el triste epígrafe “otras formas” (la calderilla de la participación); y la inexistente Ley Electoral de Catalunya, que (quizás) de tantos embrollos nos habría sacado estas alturas. Podemos y el proceso independentista: ¿inhibidor o catalizador? Mientras el proceso independentista en Catalunya juega en dos ejes, Podemos, como en el resto de España, juega a un tercer eje. Mientras esto ocurra, no se encontrarán. No se encontrarán, sin embargo, no significa que no se estorben. El proceso independentista había llegado a una especie de equilibrio donde “todo el mundo” quería votar y “la mitad” quería votar por la independencia. Era terreno conocido y era cuestión de ganar el pulso al unionismo. Podemos ha entrado por la puerta grande de la desafección y los indecisos. Aquellos que, abandonando su desinterés podían decantar la balanza. Y los que, qué ironía, se han decantado por salirse por la tangente. Y al igual que ocurre en el resto del Estado, el proceso independentista sigue viendo el mundo en dos ejes. Y es en este plano que insiste en librar la batalla, mientras por el hueco del espacio-tiempo independentista/unionista se deslizan miles de indecisos cada día. Podemos no moverá el complicado tablero del proceso independentista… eppur si muove! Así que, por invocación, se materializa el potencial inhibidor de la entrada de Podemos en el proceso independentista: nada se mueve a los dos ejes nacional-social mientras todo cambia de lugar al resto de nuevos espacios. Ante la negación de Podemos, o ante la destrucción de Podemos para desactivar su potencial inhibidor, hay, sin embargo, una tercera opción (no confundir con tercera vía), que es entrar en el tercer eje. Si alguna (entre muchas otras) cosa se puede aprender ya de la experiencia de Guanyem es que el tercer eje y el proceso independentista son compatibles. Digámoslo de nuevo: no es necesario que el proceso independentista se enfrente a los nuevos partidos y movimientos en un juego de suma cero porque puede haber puntos de confluencia. ¿Por qué debería poder haber independentistas de derechas y de izquierdas (el eje social) y no independentistas tradicionales o regeneradores (el eje de la radicalidad democrática)? Ya ha habido tímidas pasos en este sentido, tanto desde los movimientos sociales como desde determinados partidos o agrupaciones políticas, en ambos sentidos. Pero no ha habido grandes pasos de cara a integrar pareceres. Y, a mi, de juicio, quien primero encuentre el punto de confluencia entre el eje de regeneración democrática y los otros dos ejes, se lleva el gato al agua. Es decir, sacará a los indecisos de casa. Indeciso el último. Post-scriptum: Tras la publicación de este artículo en su versión original, algunas personas hicieron llegar (pública o privadamente) sus comentarios al mismo. Los avanzo así, simplificados, acompañándolos también de una breve respuesta por mi parte.

No es cierto que no haya un independentismo de izquierdas con fuerte componente regenerador.. Sí, existe, y el artículo no dice lo contrario. Lo que el artículo afirma es que está muy lejos de ser mayoritario y aún menos hegemónico, especialmente en la agenda pública y en los medios. Si el proceso independentista era, en el fondo, una forma de regenerar la democracia, ¿por qué no hacerlo para toda España? Dos respuestas. La primera, porque hay un eje nacional o identitario que no se puede pasar por alto, sino todo lo contrario: en muchos casos es fundamental. La segunda, porque para mucha gente la opción federal carece de credibilidad, tanto dentro como fuera de Catalunya, la impulsen los partidos tradicionales o la impulsen partidos de nuevo cuño. Esto es pedir el voto para Podemos y, además, Podemos nos engaña. El artículo no habla de si Podemos es más o menos creíble (habrá que esperar) sino de si la gente cree que su programa (la regeneración democrática) es necesario o no. Y las encuestas dicen que cada vez más gente lo cree. Por otra parte, no hay que confundir el contenido con el continente: uno puede alertar sobre la conveniencia táctica de acercarse a unas ideas sin por ello acercarse a quién las propugna con más vehemencia. En otro registro, por ejemplo, podría ser posible incorporar políticas de género o respetuosas con el medio ambiente sin que ello necesariamente implicase votar a un partido feminista o a un partido ecologista.

Entrada originalmente publicada el 16 de enero de 2015, bajo el título El tercer eix del procés sobiranista: la radicalitat democràtica en Crític. Todos los artículos publicados en ese periódico pueden consultarse aquí bajo la etiqueta sentitcritic. Esta entrada publicada originalmente en SociedadRed como El tercer eje del proceso soberanista: la radicalidad democráticaLa entrada El tercer eje del proceso soberanista: la radicalidad democrática aparece primero en SociedadRed.

]]>
Sat, 31 Jan 2015 04:03:00 -0800 http://ictlogy.net/sociedadred/20150131-el-tercer-eje-del-proceso-soberanista-la-radicalidad-democratica/
Towards a definition of the network party http://ictlogy.net/lifestream/items/view/16428 Network Society sociologist Manuel Castells has often in his work talked about the concept of the network enterprise. Despite he does not actually provide a formal characterization of what a network enterprise is — or I failed to find one — the concept is very appealing. And is not only appealing when confronting it with aa Taylorist/Fordist model vs. a Kanban/Toyotist model, but because it is an open enough concept (its strength, its weakness) to translate it into other contexts. For instance, politics: is there something like a network party? Are many or some of the new movements that we are witnessing — the Arab Spring, the Spanish indignados, Occupy Wall Street, YoSoy132 — actually more than movements? Are some of the evolutions of these movements — in the case of Spain, Partido X, Podemos, Guanyem — not traditional parties but… network parties? The network enterprise Castells, in The Rise of the Network Society, defines the network enterprise as that specific form of enterprise whose system of means is constituted by the intersection of autonomous systems of goals. This idea of autonomy is essential as, on the one hand, it is one of the consequences of the detachment of the physical constraints once information and communications are digitized and, on the other hand, one of the main causes of the changes in institutions that we will increasingly be witnessing. This autonomy enables a network made of firms or segments of firms, or from internal segmentation of firms that now have the project at their core. Projects, not assembly lines, are the operational units around which all actors and resources spin. The project is an independent partnership which can be accountable for its successes and failures, which has its own structure and its own developments. And yes, projects can interact, leading to corporate strategic alliances and inter-firm networking, but always on the basis of horizontal cooperation. Thus, we leave behind industrialism to embrace informationalism, and we leave behind mass production to embrace flexible production. Later, in Materials for an exploratory theory of the network society, Castells emphasises that the network enterprise is not about a network of enterprises, but about internal decentralization and partnerships with other firms having as a link, as a connector the project. Through this link, information flows: sharing information is the basis of co-operation. And when the exchange of information is no more needed, the project is dismantled and alliances are over… for that project. Although not exactly related with the network enterprise, Castells partly depicts the impact of this change in the ways of production in society. In Local and Global: Cities in the Network Societyy, the author speculates on changes to the work-living arrangements which may be coming back to prior-industrial era times, transforming industrial spaces into informational production sites, in ways similar to how craftsmen shared knowledge and expertise. The network party So, can we translate these reflections into the political party arena? I believe most of the aforementioned points can be put side by side in a comparison between traditional parties and (a mostly theoretical approach to) network parties:

Traditional party Network party

Network of (subsidiary) branches.

Network of cells, franchises.

Internal hierarchy.

Internal independence.

Internal centralization.

Internal decentralization.

Information is kept secret, even to insiders.

Co-operation based on sharing information, especially with outsiders.

The unit of production is the programme.

The unit of production is the project.

Hierachic system of procedures.

Autonomous system of goals.

Industrialism.

Informationalism.

Total planning.

Open social innovation.

Fordism:

Management-worker submission. Especialized labor. Message control. Iincrease control.

Toyotism:

Management-worker cooperation. Multifunctional labor. Quality control. Reduce uncertainty.

Mass production.

Flexible production.

Inter-firm chain of command.

Inter-firm networking.

Corporate competition.

Corporate strategic alliance.

Vertical cooperation.

Horizontal cooperation.

Party is your life/job.

Work-living arrangements, casual participation.

How to more thoroughly characterize the network party, and, most important, how to identify what parties and to what degree they share these characteristics is a work that surely needs being done. Especially to test whether any of this is actually true, or if it actually works. But, at least, I believe there is some pattern that strives to match this model. This post originally published at ICT4D Blog as Towards a definition of the network partyThe post Towards a definition of the network party appeared first on ICT4D Blog.

]]>
Fri, 30 Jan 2015 03:20:00 -0800 http://ictlogy.net/20150130-towards-definition-network-party/
Open Data Index http://ictlogy.net/lifestream/items/view/16421 Ictlogist:

http://index.okfn.org/

<blockquote>The '''Global Open Data Index''' was created to answer these sorts of questions, providing an up-to-date and reliable guide to the state of global open data for policy-makers, researchers, journalists, activists and citizens.

The first initiative of its kind, the Global Open Data Index is regularly updated and provides the most comprehensive snapshot available of the global state of open data. The Index is underpinned by a detailed annual survey of the state of open data run by Open Knowledge in collaboration with open data experts and communities around the world.</blockquote>

[[Category:Open_Data]] [[Category:Indices]] [[Category:Open_Data_Indices]]

]]>
Sun, 18 Jan 2015 07:39:00 -0800 http://ictlogy.net/wiki/index.php?title=Open_Data_Index
Les comunitats rurals catalanes davant el nou escenari de la Societat de la Informació i el Coneixement, el cas de la Conca de Barberà http://ictlogy.net/lifestream/items/view/16401 Espelt, R. (2011). Les comunitats rurals catalanes davant el nou escenari de la Societat de la Informació i el Coneixement, el cas de la Conca de Barberà. Barcelona: UOC-IN3.

]]>
Tue, 13 Jan 2015 00:42:00 -0800 http://ictlogy.net/bibliography/reports/projects.php?idp=2774
Multimedia, Crossmedia, Transmedia… What’s in a name? | Transmedia Journalism http://ictlogy.net/lifestream/items/view/16400 Sat, 10 Jan 2015 10:51:00 -0800 http://transmediajournalism.org/2014/04/21/multimedia-crossmedia-transmedia-whats-in-a-name/ Multimedia, Crossmedia, Transmedia… What’s in a name? http://ictlogy.net/lifestream/items/view/16402 Moloney, K. (2014). Multimedia, Crossmedia, Transmedia… What’s in a name?. [online]: Kevin Moloney.

]]>
Sat, 10 Jan 2015 02:49:00 -0800 http://ictlogy.net/bibliography/reports/projects.php?idp=2773
Transmedia Journalism http://ictlogy.net/lifestream/items/view/16403 Moloney, K. Transmedia Journalism. [online]: Kevin Moloney.

]]>
Sat, 10 Jan 2015 02:48:00 -0800 http://ictlogy.net/bibliography/reports/projects.php?idp=2772
TIC al servei de la ciutadania http://ictlogy.net/lifestream/items/view/16404 Peña-López, I. (2015). TIC al servei de la ciutadania. Barcelona: FAAEE.

]]>
Tue, 06 Jan 2015 19:49:00 -0800 http://ictlogy.net/bibliography/reports/projects.php?idp=2771
Coping with Post-Democracy http://ictlogy.net/lifestream/items/view/16405 Crouch, C. (2000). Coping with Post-Democracy. London: Fabian Society.

]]>
Sun, 04 Jan 2015 00:55:00 -0800 http://ictlogy.net/bibliography/reports/projects.php?idp=2770
The Role of Information in Well-Being: The Concept of Information Well Being and Its Framework http://ictlogy.net/lifestream/items/view/16406 Cui, J. (2014). The Role of Information in Well-Being: The Concept of Information Well Being and Its Framework. University Park: College of Communications, The Pennsylvania State University.

]]>
Sat, 03 Jan 2015 14:23:00 -0800 http://ictlogy.net/bibliography/reports/projects.php?idp=2769
La Administración Electrónica en las Comunidades Autónomas. Informe CAE 2013 http://ictlogy.net/lifestream/items/view/16407 Comité Sectorial de Administración Electrónica (2014). La Administración Electrónica en las Comunidades Autónomas. Informe CAE 2013. Madrid: CAE.

]]>
Fri, 02 Jan 2015 23:39:00 -0800 http://ictlogy.net/bibliography/reports/projects.php?idp=2768
La actividad de búsquedas en Google anticipa los resultados electorales http://ictlogy.net/lifestream/items/view/16408 Gómez Martínez, R. and; Prado Román, C. (2014). La actividad de búsquedas en Google anticipa los resultados electorales. Barcelona: Universitat Oberta de Catalunya.

]]>
Fri, 26 Dec 2014 15:07:00 -0800 http://ictlogy.net/bibliography/reports/projects.php?idp=2767
Breve análisis del Portal de Transparencia de la UGT de Catalunya http://ictlogy.net/lifestream/items/view/16399 La Unió General de Treballadors de Catalunya (UGT Catalunya) ha publicado recientemente su portal de transparencia. En los párrafos que siguen querría hacer un repaso rápido al portal, parcial y sesgado respecto a los que son mis propios intereses (es decir, no siguiendo un estándar global, sino en base a lo que busco allí como ciudadano. Intentaré, eso sí, ser riguroso y constructivo. Como ya hice con el Breve análisis del Portal de Transparencia de la Generalitat de Catalunya o al definir Qué es una agenda transparente en un político, hay dos principios rectores que siempre guían mi análisis:

La transparencia como rendición de cuentas: saber qué se ha hecho y cómo. La transparencia como herramienta para la toma de decisiones: saber la naturaleza del problema o demanda se atajaba, qué distintas alternativas había y cómo se tomó la decisión de optar por una determinada.

Estadios que habría que cruzar con las cinco fases en las que se puede dividir la toma de decisiones colectivas, a saber:

Información. Deliberación. Negociación. Voto. Rendición de cuentas.

Información El portal de la UGT de Catalunya es altamente satisfactorio en lo que a presentación de la información que el sindicato genera se refiere. Ya lo era antes de publicar su apartado de transparencia: la sección de documentos, por ejemplo, es estupenda, y el blog/áreas de trabajo proporcionan puntualmente reflexiones y noticias de actualidad (interna y externa) sobre distintas temáticas. Cabe resaltar que, en muchos aspectos, la información que aporta el sindicato trasciende el interés de los propios miembros del sindicato. Es decir, no se habla solamente de la actividad propia, sino que se añade contexto, lo que contribuye a situar las acciones e intereses del sindicato en el marco de la agenda pública. El canal de Twitter (@ugtcatalunya) no hace sino abrir otro puente con la ciudadanía en este sentido. Dicho en pocas palabras: es fácil saber qué está haciendo UGT Catalunya y obtener documentación para profundizar con facilidad. Que parte de esa información esté distribuida en distintos sitios web es, ciertamente, un inconveniente. El nuevo portal de transparencia intenta — y en gran parte consigue — poner orden en ello. No en vano dedica 14 de sus 17 espacios a explicar funciones y organización. Deliberación Si la información que provee el sindicato es muy buena, en mi opinión no sucede lo mismo a la hora de querer deliberar sobre las acciones a tomar. Deliberar significa identificar todos los actores afectados por una cuestión, poner sobre la mesa sus distintos puntos de vista, las salidas posibles a una situación y listar los pros y contras de todas y cada una de las salidas según puntos de vista y actores. En mi opinión, esto no se da en el portal de transparencia de la UGT. Sabemos qué se ha decidido, sabemos que debe ocurrir, sabemos hacia dónde vamos… pero no sabemos por qué. O, mejor dicho, sabemos uno de los porqués — el que ha escogido el sindicato — pero no sabemos los de los demás. Sí, es cierto que de vez en cuando encontramos mencionadas las estrategias del “contrario”, pero casi siempre desde este punto de vista: el contrario a tumbar. Sería altamente interesante — y todavía más legitimador — que el sindicato compartiese sus lecturas, y a poder ser lecturas que tengan en cuenta distintos puntos de vista, y no meras confirmaciones de los propios apriorismos. Este es un ejercicio que supone muchos recursos (básicamente tiempo) y muy arriesgado (no todo el mundo quiere ver cómo “defendemos” las posturas ajenas), pero enriquecería el debate sobremanera y, sobre todo, sería muy pedagógico. Estratégicamente, además, daría mucha fortaleza al sindicato, ya que conseguiría (1) fundamentar mejor sus posturas y (2) facilitar que otros agentes sociales se hiciesen suyo tanto el discurso como (más importante) el fondo del asunto. Creo que, a medio plazo, la inversión se amortizaría con creces. Negociación Muy ligado con lo que ocurre con la deliberación, la negociación está bastante ausente en el portal. Entendamos la negociación como la priorización de las opciones disponibles según nuestra propia escala de valores, a lo que habría que añadir qué renuncias es uno capaz de hacer a cambio de conseguir los objetivos prioritarios. Por ejemplo, el clásico renunciar a un poco de mi libertad para conseguir un poco más de seguridad. Cuesta encontrar esta información publicada de forma sistemática y ordenada. Alguna de ella está, pero enterrada en documentos y casi siempre de forma tácita. Insisto: estar, suele estar, pero bajo varias capas de propaganda y esparcida en documentos de distinta naturaleza (informes, artículos, discursos…). Sistematizarlo, creo, añadiría mucho valor a dicha información y, como en el caso de la deliberación, contribuiría a identificar claramente posiciones, a separar fundamentos objetivos de valoraciones subjetivas (y a evitar el equívoco entre ellos, tan habitual en política), etc. Por otra parte, información elemental relacionada con la negociación es la agenda del sindicato y de sus dirigentes/representantes. No obstante, la agenda de UGT Catalunya es poco más que una colección de actos. Con quién se reúne el sindicato? Para qué? Con qué objetivos? Cómo prepara los encuentros? Qué resultados/conclusiones obtiene de dichos encuentros? En general, no lo sabemos. Seguramente notaremos las consecuencias a medio o largo plazo. A corto, imposible saber la cocina de las políticas del sindicato. Voto Probablemente una de las partes más claras de la web, ya que la movilización para el voto o para acciones concretas se publicitan constantemente. No estaría de más, no obstante, incorporar algún medio para captar la opinión tanto del sindicalista como de los simpatizantes. Sí, hay un espacios para comentar las noticias (que, por desgracia, a menudo quedan en blanco), pero no hay una invitación explícita ni una dinámica clara para que haya una suerte de “voto electrónico” sobre determinadas cuestiones. Seguramente parte de este debate se da en Facebook, donde sí suelen moverse bastante las noticias y propuestas. Lo que sugiere la siguiente pregunta: ¿cómo retorna al sindicato ese debate? ¿Hay cambios respecto a las propuestas iniciales a la luz de lo comentado en las redes sociales? Estaría bien que lo hubiese y que se le diese valor. Rendición de cuentas La rendición de cuentas se centra, sobre todo, en la transparencia económica. Aunque muy agregada, nos da suficiente información para, por ejemplo, ponderar la dependencia de administraciones públicas en relación a los ingresos propios, ya sea por cuotas o por prestación de servicios. Seguramente habrá quién eche en falta información sobre contabilidad analítica. Aunque algunas partidas sí están explicadas por proyectos — aquellas que vienen con subvenciones finalistas — sí sería interesante conocer a qué grandes temas o proyectos se destina el grueso del presupuesto. Hay que admitir, no obstante, que este desglose tiene generalmente un coste añadido, ya que desagregar algunas partidas puede ser laborioso, y más cuando la partida de personal es ingente. No obstante, bien planificado de antemano, y aunque se pueda incurrir en errores de bulto, sería una interesante aportación que sería de agradecer. En resumen… Buen ejercicio de transparencia, que ayuda mucho a situar fácilmente al sindicato, sus dependencias, sus filias y sus fobias. A mejorar, el poder responder a la pregunta del millón: cuando el sindicato propone hacer equis, ¿cómo ha llegado a dicha conclusión/propuesta? ¿Podemos seguir los pasos que ha andado el sindicato? ¿Podemos recorrer el camino hacia atrás hasta encontrar otras opciones y ver cómo y por qué se descartaron? ¿En base a qué? ¿Qué se priorizó? Para mí, personalmente, estas son las cuestiones que debe ofrecer un portal de transparencia: mostrar el árbol de decisiones y saber qué criterio se aplicó sobre qué información para decidirse por una u otra opción. UGT Catalunya se acerca bastante, pero todavía le queda trecho por recorrer. Esta entrada publicada originalmente en SociedadRed como Breve análisis del Portal de Transparencia de la UGT de CatalunyaLa entrada Breve análisis del Portal de Transparencia de la UGT de Catalunya aparece primero en SociedadRed.

]]>
Mon, 22 Dec 2014 13:33:00 -0800 http://ictlogy.net/sociedadred/20141222-breve-analisis-del-portal-de-transparencia-de-la-ugt-de-catalunya/
Thesis Defence. Antonella Esposito: The Transition “from student to researcher” in the Digital Age http://ictlogy.net/lifestream/items/view/16398 Thesis defence by Antonella Esposito entlitled The integration of the uses of digital technology in adult persons in their training activities at the university, in Barcelona at the Universitat Oberta de Catalunya. December 22, 2014. Antonella Esposito: The Transition “from student to researcher” in the Digital Age: Exploring the affordances of emerging Learning Ecologies of PhD Researchers PhD e-Researchers: individuals using social media to carry out activities such as preliminary exploring new topics, searching for updates research materials, disseminating early findings, experiencing networking in digital spaces, improving their own personal development, etc. Background: web 2.0 and social media. Architectures of participation and user-generated-content, such as Wikipedia, and the opportunity for creating one’s own profile and constructing online networks, such as Facebook/Twitter and Academia.edu/Research Gate. There are also changes in research practices enabled by technologies, producing new facets and models of knowledge production and distribution, personal and emergent in the individual-led scholarly uses of social media. New PhD students rather consider themselves PhD researchers: are engaged in creative mixes of education, new methods to approximate research, create personal ecologies of learning, etc. Digital scholars + digital natives + digital literacies. Focus of the research is on self-organized activities undertaking in the digital environments by PhD students. The socio-cultural entanglements of PhD students using the digital tools in situated context and temporary phases. Goals:

Gain further underrating on student’s experience of e-learning in higher education. Gain insights on emergent scholarly practices undertaking in the open Web by newer researchers.

Questions:

To what extent do the PhD students learn to become researchers using digital tools? How can the trajectories carried out by PhD researchers be conceptualized? What can the qualitative findings tell us about the chronotopes activated in PhD researchers’ practices and ecologies? What are the tensions between institutional/old practices and new ones?

Methodology: questionnaires with data on tools adopted, actual digital practices and expectations; individual interviews; focus groups. Data analysis: grounded theory logic of the ‘constant comparative method’. From an initial coding more ‘data-oriented’ toward a more ‘concept-oriented’ coding leading to identification of categories. Findings:>/p> A repertoire of social media uses for research purposes. Mostly general purpose tools and common tools, in addition to tools specically supporting scholarly tasks (institutional digital libraries, Google Scholar, etc.). Social media uses to both support and expand practices. The open web is seen as a ‘network amplifiers’ rather than enabling building network from scratch. Have some struggle in creating ‘critical mass’ of followers and some question the practical value of having a large network of contacts. A framework to conceptualize the trajectories of PhD researcher. In digital engagement we do not find clear typologies. It is more about ‘creeping along’, about moving slowly and carefully in the digital: taming the tools, going digital, learning the digital, making sense of the open web. We find, though, polarization of attitudes that range from total technooptimism to almost non-usage. The chronotypes in digital engagement. The PhD e-researchers’ experiences in the digital can be easily aligned to the ‘road chronotope’ (as in the road movies), where they keep on embracing opportunities that come along. Relevance of the encounters can determine adoption. Forms of resilience: staying afloat, pursuing convenience, embedding the digital, playing as a bricoleur. The tensions: two generations. Irrelevance vs. relevance for research; pros and cons for the PhD researchers; tensions for digital learners and digital scholars. The digital engagement is understood as the core process where the trajectories in the digital emerge, in en ecological interplay of multiple dimensions and shifting states of experience. Discussion In most places, PhD students are perceived as such, as students, and not as researchers. Thus, even if students are aware of the potentials of social media for research, they are reluctant to challenge the hierarchies of academia. On the other hand, when students are part of a research group and/or team, this can also act as an inhibitor to develop a (personal/individual) activity on social media related with their research. In general, there is a major lack of awareness in academia, and even lack of knowledge and understanding on what is going on in social networks and its potential for learning and for doing research. PS: congratulations, doctor Esposito! This post originally published at ICT4D Blog as Thesis Defence. Antonella Esposito: The Transition “from student to researcher” in the Digital AgeThe post Thesis Defence. Antonella Esposito: The Transition “from student to researcher” in the Digital Age appeared first on ICT4D Blog.

]]>
Mon, 22 Dec 2014 04:00:00 -0800 http://ictlogy.net/20141222-thesis-defence-antonella-esposito-transition-student-researcher-digital-age/
Democràcia: crisi o regeneració? http://ictlogy.net/lifestream/items/view/16409 Peña-López, I. (2014). Democràcia: crisi o regeneració?. Barcelona: FundiPau.

]]>
Wed, 17 Dec 2014 11:33:00 -0800 http://ictlogy.net/bibliography/reports/projects.php?idp=2766